691 316 711 * 627 489 136 sat@orbaestetic.com
Piel SANA

Piel SANA

 

CUIDA TU PIEL CON ESTOS REMEDIOS CASEROS

Hierbas naturales

Los tratamientos naturales a base de hierbas no sólo dejan tu piel suave y sedosa, sino que también la limpian y la dejan libre de acné. Los suplementos de hierbas con zinc, el aceite de árbol de té y la levadura de cerveza eliminan los puntos negros y las erupciones que van de leves a moderadas. Echa un vistazo a las golosinas naturales disponibles en tu tienda local de nutrición.

Leche

Muchas mujeres siguen el ejemplo de Cleopatra y desde te podemos decir que no son un mito las famosas bondades de la leche para la piel; lo puedes hacer así: Agrega cuatro litros de leche a un atina llena de agua tibia y date un baño de tina por 20 minutos. Al terminar enjuaga tu cuerpo y ya lo habrás cargado de proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y calcio entre otros.

Limón y Miel

El limón es un astringente natural y puede ayudar a controlar la producción de grasa. En una Ponga en una taza el jugo de dos limones y un poco de miel, mezcle y aplique la mezcla por la noche sobre la zona donde tiene problemas de piel grasa (deje actuar por 15 minutos(, al terminar lave la cara con agua tibia.

“Pañitos de Arroz”

Lava un poco de arroz en un recipiente de agua tibia, deja reposar por 5 minutos (lo puedes hacer antes de cocinarlo), luego saca el arroz para quedarnos con el agua almidonada que queda en el recipiente.
Con dicha mezcla vamos a humedecer una servilleta o paño de cocina y escurrirlo muy suave para que no se rompa, lo vamos a poner en forma de mascarilla en nuestra cara por espacio de 20 minutos y al cabo de ese tiempo aclarar con agua templada. Para que te sea más fácil hacer una siesta durante ese lapso de tiempo, puede hacer algunos agujeros en la mascarilla (antes de humedecer) para la nariz o los ojos, según necesites.

Yogurt Natural

Para los casos de pieles extremadamente seca se recomienda mezclar tres cucharadas de yogurt natural, una yema de huevo y media cucharadita de miel en un recipiente para aplicar en el rostro y dejar por 30 minutos para que absorba, luego enjuagar con agua tibia para que al cabo de un par de días tu piel comience a lucir hidratada.

Vapor del sauna

Cuando el estrés de lucir fabulosa cada día se lleva lo mejor de ti y las espinillas y las erupciones aparecen como un recordatorio, ve a un spa local o al gimnasio para relajarte en un baño de vapor o sauna. Es mi experiencia favorita por  excelencia, los beneficios en la piel se ven con mayor rapidez con el vapor  pues ayuda a abrir los poros y a eliminar las células muertas de la que promueven la aparición de manchas y puntos negros. Después de tomar el vapor durante 10 a 15 minutos una vez por semana, enjuaga bien con agua fría para atrapar la humedad en tu suave piel.

Limpieza natural

Los químicos y los limpiadores fuertes pueden ser la causa de los puntos negros. Mantén tu piel tan limpia como el agua de un manantial natural lavándote la cara dos veces al día solo con agua tibia y una toallita. El agua natural no solo es relajante, sino que ayuda a eliminar el exceso de aceite y el sudor que hacen que los puntos negros aparezcan en tu cara.

Extras de la naturaleza

Si tu cara es grasosa y propensa al acné, esa grasienta hamburguesa y el cubo de patatas fritas pueden empeorar el problema. Mantén tu piel libre de exceso de grasa optando por una dieta natural completa con verduras, frutas y alimentos ricos en fibra, en lugar de comer esos alimentos que contienen grasa y ácidos grasos. Un cambio en tu dieta no solo ayudará a limpiar tu piel, sino que también disminuirá tu cintura.

Beber agua

Aunque le parezca que lo ha oído en todas partes, la hidratación de la piel viene de adentro, en los meses de calor normalmente estamos hidratándonos con todo tipo de líquidos que consumimos en las bebidas, los refrescos, las sopas y caldos; sin embargo no debemos dejar de ingerir al menos 1 litro de agua, así no tengamos sed, el agua además de limpiar el organismo contribuye a la hidratación y mantiene la piel limpia y sana.

Huevo

Coge un huevo y separa la yema de la clara.
Con la yema y utilizando la punta de los dedos, va a cubrir las zonas más resecas del rostro mediante movimientos circulares con la punta de los dedos untadas de yema de huevo. Haz lo mismo con la clara para untar en las partes mas grasas, deja que seque la mezcla sobre la cara por 20 minutos aproximadamente.
Al final retírala como hemos indicado anteriormente, quedará muy bien y habremos terminado.

Fuente: BECO SPAIN