691 316 711 * 627 489 136 sat@orbaestetic.com
NARL 517-3D

NARL 517-3D

Elimina definitivamente la grasa localizada con la tecnología NARL 517-3D

Con el buen tiempo todos queremos estar en forma y perder esos “kilos de más” que hemos ido ganando durante el año para poder lucir nuestros cuerpos este verano, lo que comúnmente llamamos como operación bikini ha llegado y si no has empezado más vale que conozcas todos los métodos para bajar de peso este año.
Los milagros no existen, la única forma natural y no invasiva de perder grasa es mejorar el proceso de lipolisis, las técnicas más conocidas son la dieta y el ejercicio físico pero… Y si pudiéramos eliminar cualquier tipo de grasa localizada, ya sea celulitisgrasa sub-cutánea o intra-abdominal/visceral?

 

Que diferencias hay entre los tipos de grasa?

Primero de todo, la grasa es una fuente de energía necesaria para nuestro organismo, que se acumula en células llamadas adipocitos. Esto puede ser peligroso para tu salud cuando se acumula en exceso debido a una mala alimentación o la falta de ejercicio físico, por ejemplo.

La Grasa Subcutánea es la que se nos acumula debajo de la piel ocasionando problemas estéticos, a su vez, es la que se pierde con más facilidad cuando hacemos deporte.

La Grasa intra-abdominal o visceral en cambio, es la que ocasiona un mayor impacto en tu salud, esta grasa se acumula alrededor de los órganos internos de la cavidad abdominal, tales como el estómago, riñón… Estos depósitos de grasa están asociados a diversos problemas de salud muy conocidos: diabetes tipo 2, problemas cardiovasculares, hipertensión, mayores niveles de colesterol LDL (“el malo”) y menores del HDL (“el bueno”), mayor riesgo de sufrir un cáncer de mama, de endometrio o colorrectal.

La solución NARL 517-3D para eliminar grasa.

Hemos hablado anteriormente de la lipolisis, el proceso metabólico por el cual nuestros adipocitos (células grasas) se transforman en Ácidos Grasos y Glicerol nutriendo de energía a nuestro organismo. Este proceso se activa por catecolamina (adrenalina y noradrenalina). NARL significa NorAdrenalina ReLease, es decir, Liberación de Noradrenalina.

La tecnología NARL se basa en la aplicación de ondas de ultrasonido tridimensionales (3D) a una frecuencia e intensidad muy concreta (517 Khz y 110mW/cm²) las cuales estimulan las terminales del nervio simpático activando la liberación de la hormona Noradrenalina, a partir de los 7 minutos de aplicación este proceso activa una lipolisis natural de los tejidos adiposos cercanos, ya sea grasa localizada, sub-cutánea o visceral.

Tras el tratamiento es necesario realizar 20-30 minutos de ejercicio físico ya que si no, los ácidos grasos y el Glicerol liberados en la circulación sanguínea vuelven a sintetizarse en grasa por el proceso de homeostasis al no ser quemados.

Protocolo de aplicación.

El protocolo de aplicación es muy sencillo, se localizan las zonas afectadas por la grasa y se colocan los parches en dichas áreas (abdomen, cintura, espalda, glúteos, piernas, brazos, papada, mejillas…) durante 10 minutos de sonicación por área, tras el tratamiento debemos consumir esos ácidos grasos libres con ejercicio aeróbico durante 20 minutos (caminar, bicicleta…) o utilizando sustitutos para aumentar el metabolismo (sauna, baños de vapor, electroestimulación, infrarrojos…)
Debemos saber también que el tratamiento se tiene que efectuar antes de las comidas o 2-3 horas después de comer pudiendo realizar 2 sesiones o más por semana durante un periodo de 4-8 semanas.

ultrasonido narl 517

Conclusión tras conocer NARL 517-3D

  • Técnica de lipólisis científicamente comprobada a nivel mundial a través de la liberación local de noradrenalina basada en una combinación de frecuencia e intensidad de ultrasonido.
  • Reducción de grasa localizada permitiendo programas de adelgazamiento “a la carta” (facial y corporal)
  • Respeta el proceso natural de adelgazamiento siendo seguro y efectivo sobre cualquier tipo de grasa.
  • La acción de NARL es ignorada por nuestro sistema nervioso central evitando el “efecto rebote”
  • Tratamiento no invasivo.

Fuente: BecoMedical